Cirugía V-Line: ¿cómo sé que es para mí?

La cirugía mandibular, cirugía V o cirugía del contorno mandibular está en boca de [email protected] y nunca mejor dicho: [email protected] pacientes demandan cada vez más una mandíbula más marcada y un rostro en forma de V, al más puro estilo Jon Kortajarena o Rihanna.

Dentro del (igual demasiado) amplio abanico de cosas extrañas y cuestionables que se pueden encontrar en internet, es muy común que ahora se vendan productos para “ejercitar” tus músculos de la mandíbula y así conseguir una forma más angular o perfilada. Esto es solo un ejemplo de cómo la obsesión de la cirugía plástica coreana está siendo exportada al resto del mundo a la misma velocidad que su cine con la ya conocida forma V-Line.

Sin embargo, ¿es todo este movimiento coreano solo una moda pasajera como el Gangnam Style de PSY o son procedimientos predecibles y seguros que han llegado para quedarse y ofrecernos los mejores resultados?

De momento la pregunta que te debes hacer tú si estás leyendo este blog es: ¿quiero una línea mandibular más poderosa o una más delicada?

Línea mandibular poderosa

Podemos añadir volumen a tu mandíbula de diferentes maneras. La más sencilla pero menos permanente (y con algo de riesgo) es llenarla con el famoso ácido hialurónico. Este procedimiento más conocido como armonización mandibular, es muy popular hoy en día. Eso sí, necesitas entender que es dependiente de inyecciones imprecisas y temporales. Por otro lado, el punto positivo es que se puede practicar sin anestesia.

Otras opciones para engrosar tu mandíbula incluyen cirugía o emplazamiento de implantes. Existen distintas opciones en términos de uso de materiales:

  • Polieteretercetona (PEEK)
  • Titanio
  • Pore

Es normal que de estos tres solo te suene el titanio. Lo importante es que sepas que hoy en día son precisos, así como hechos a medida y personalizados en función de tu anatomía. En definitiva, puedes crear la forma mandibular que imagines gracias a ellos.

Los implantes más típicos se usan para los ángulos mandibulares, así como la barbilla. El uso de tu propio hueso puede ser una opción incluso para ganar volumen, pero es algo mucho más difícil y agresivo.

Línea mandibular delicada

Esta es la cirugía mandibular más demandada hoy en día. El concepto más común es que podemos reducir la altura, anchura y proyección de la mandíbula al mismo tiempo que podemos cambiar su forma y convertirla en:

  • Redonda
  • Puntiaguda
  • Triangular

Para poder hacer esto, utilizamos tecnología y guías de corte específicas que nos ayudan a dar forma y perfilar la mandíbula de la misma manera que planeamos desde un inicio.

Adelgazar la parte baja de la mandíbula incluye por ejemplo cambiar ésta desde una forma cuadrada a ovalada. Se pueden conseguir también otras formas, pero corren el riesgo de convertirse en artificiales.

Entonces, ¿qué es la cirugía V o V-Line?

Recalcar que a nosotros nos gusta más llamarla cirugía de contorno mandibular ya que tiene más sentido. Es una de las más comunes entre [email protected] pacientes asiá[email protected] ya que tienen un característico patrón de mandíbula cuadrada muy ancho y robusto. La mandíbula en V implica ser extremadamente agresivo en la parte trasera de la mandíbula a través de un corte alto en la rama ascendente de la mandíbula (lo que viene a ser el palo vertical de la “L” que hace nuestra mandíbula señalado en la imagen de abajo).

En esta zona, cortar de más puede producir un aspecto quirúrgico de resección, el cual se usa para tratar el cáncer.

Además, la modificación de la mandíbula en cirugías V puede dejar una mandíbula triangular o puntiaguda, lo que puede conducir a un resultado no natural.

Por nuestra parte, solo recomendamos esta modificación si:

  • Eres asiá[email protected] y/o tienes una región mandibular muy cuadrada (cercana a los 90º).
  • Te gustan los resultados exagerados o notorios en los procedimientos.

Es importante entender que esta cirugía puede no ser para todo el mundo. Dependiendo de tu anatomía y de la posición del nervio, algunos cortes agresivos pueden no ser realizados para no dar pie a este daño nervioso. Además, la anchura del cuello debe ser evaluada para respetar una clara diferenciación entre las dos estructuras: la del cuello y la de la mandíbula.

Si después de leer esto crees que esta cirugía no es para ti y sigues descontento con el aspecto de tu mandíbula, echa un vistazo a JAWContour® y conoce el método con el que vamos a ayudarte:

JawContour

Precisión 3D en Contorno Mandibular

JAWContour es un nuevo método desarrollado por nuestro equipo combinando cirugía mínimamente invasiva, tecnología ultrasónica, planificación 3D e investigación científica durante más de 14 años de experiencia. 

La metodología nos permite intervenir en la región mandibular y mentón con precisión milimétrica, modificando sus dimensiones de manera predecible y segura.

Principales objetivos: 

  • Modificación del ancho y la altura de la mandíbula
  • Suavizar los contornos externos de la línea de la mandíbula
  • Modificación de la proyección y posición del mentón